viajar-a-londres-con-ninos

Viajar a Londres con niños

Viajamos a Londres con un bebe de 18 meses

¡Nos vamos a Londres!. Es cierto que no era el primer viaje que hacíamos con Martina al extranjero, ya habíamos estado en Copenhague y la cosa se nos dió bastante bien así que esta vez íbamos sin miedo! jejeje. Es verdad que la ciudad era mucho más grande, y el clima asustaba un poco pero como ventaja era que íbamos a casa de amigos así que ese punto lo teníamos resuelto :).

Llegamos a Londres Gatwick

Tras habernos levantado a las 5 de la mañana para dejar el coche en el parking del Aeropuerto, recorrer la Terminal 2 hasta la 3 andando y volar, llegamos al aeropuerto de Gatwick. Eran las 10 de la mañana y todavía nos quedaba una hora de viaje hasta llegar a la casa y así poder dejar maletas.

Martina increíblemente aguantó las 2 horas y pico del avión sin dar ni un ruido! siempre temo por los pasajeros de alrededor, pero se porta de 10! así que espero que no tengan queja el resto de los pasajeros.

Al llegar compramos las Oyster, tarjetas que recargas para poder viajar por la ciudad en Tren, tranvía, metro y bus. Al principio lleva un recargo de 5£ que cuando te vas y la entregas te devuelven.

Cogimos tren, tranvía y por fin llegamos a casa! Justo ya era hora de comer Martina así que por si acaso me había llevado unos tupper de comida envasada al vacío.

Preparados nos fuimos para el centro y aquí empieza la odisea…no sé si el resto de familias que hayan viajado a Londres con carrito tienen la misma sensación…pero moverse en transporte con carrito es un infierno. Escaleras por todos lados (no uno ni dos escalones, sino pisos y pisos), pero cuando sales a la calle la cosa no cambia, ¡Vuelven los escalones!.

metro-de-londres-con-carro-de-bebe

Teniendo en cuenta la premisa del infierno con el carro, quizá la mochila es la mejor opción de transporte aunque con todo lo que se anda…es para pensarlo. A esto se le añade que normalmente los alojamientos están lejos del centro (en nuestro caso a 1 hora) así que salíamos por la mañana y hasta la noche no volvíamos, por lo que necesitábamos un sitio donde Martina pudiera echarse su siesta.

Martina ahora está en momento mamitis total así que sólo quiere que la lleve yo en la mochila que con la tripa lo intenté pero me apretaba demasiado. ¿Las mamis embarazadas podéis portear? ¿Como hacéis para que no os apriete la tripa?. Me dio mucha pena pero la opción del porteo la tuve que descartar…

Qué ver en Londres con un bebé

Creo que en esto depende un poco la edad de los niños. Martina es tan peque que podía acoplarse a ver las cosas que nosotros queríamos. En el avión coincidimos con niños más mayores que lo que habían visitado no tenía nada que ver con lo nuestro jejeje (tienda m&m, lego, museo Sherlock Holmes, museo Harry Potter, etc).

Nosotros fuimos unos clásicos:

Primer día en London

  • – Puente de Londres: Metro London Bridge. Nosotros pensabamos que esta parada de metro nos sacaba en la Tower Bridge pero no, tuvimos que andar por la orilla del río, que aunque es un paseo estupendo hay escalones…
  • – Puente de la torre (Tower Bridge), Castillo con las joyas de la corona, etc.
  • – Ayuntamiento de Londres
  • – Borough Market: Mercadillo de comidas estupendo para comer algo en la calle.
  • – The clinick Museum
  • – Teatro de Shakespeare
  • vLondon Eye: Nosotros no subimos…por lo que cuesta no creo que merezca la pena…pero eso ya es muy personal. Es que no soy muy fan de estar encerrada en un sitio y menos en altura.
  • – Big Ben y Westmister Abbey

Todo esto el primer día…terminamos muertos…y más habiendo madrugado…pero nuestro amigo sacó la vena madrileña de «Desde el puente de londres al Big Ben son 5 minutos andando, está al lado» ¡Mentira! jajajaja, hacerse se puede hacer…pero está a un paseito y con frío divinamente!.

Segundo día en London

Fue un poco más relajado.

  • – Candem Town: ¡ojo que son muchos pisos de escalones!. De echo el chico de la estación nos recomendó bajar andando a la estación de metro de al lado para poder usar un ascensor: Mornington Crescent tube station.
  • – Winter Wonderland: Nos habían hablado mucho de éste sitio, y en esencia es un parque de atracciones/feria de navidad. Las colas para entrar a las 5 de la tarde eran de 60 minutos…y eso unido a que yo tampoco soy fan de las atracciones…pasamos de entrar.
  • – Centro: Soho, Carnaby, Picadilly, etc viendo las luces que era preciosiiiiiisimas.
  • y a Casita a cenar que Martina iba que no conocía a nadie.

paseo-por-londres

Tercer día en London

Nos movimos en coche pensando que sería más «cómodo» pero el tema de aparcar en la ciudad estaba complicado…menos mal que los lugareños se conocían los lugares para poder hacerlo. Éste día el tiempo nos sorprendió con una estupenda nevada y un viento congelado. Como buena madre se me olvidó llevar el plástico del carro…Sí sé que ir a Londres sin plástico del carro es pura inconsciencia, pero creo que entre la maternidad y del embarazo por algún lado tenía que salir jejeje. Locos pero con recursos, entramos en un M&S que nos regalaron unos plásticos de chaquetas para enfundar el saco y la parte de la capota. ¡Qué no se diga que no tenemos imaginación!. Aprovechamos entonces para ir a los sitios más lejanos.

  • – Palacio de Kensington
  • – Palacio de Westmister
  • – Somerset house: Tenían una pista de patinaje y un barecito al lado con unos cafés calentitos que acompañados de un estupendo Gofre me arregló la tarde!. Una placita preciosa que me sorprendió mucho, 100% recomendable!.
  • – Covent Garden: Sitio tranquilo y precioso con tiendecita. 100% recomendable también.

Navidad-en-londres-con-bebe

turismo-en-londres-con-bebe

Cuarto día en London

Tras el día de lluvia y frío, queríamos algo «tranquilo» y cubierto así que el Museo de Historia Natural nos pareció un planazo, y ya cuando nos dijeron que todos los museos eran gratis…¡Cómo no íbamos a ir a esa maravilla de lugar!.

Para los niños es un sitio estupendo, Martina pudo andar tranquilamente, ver animales, tocar, vamos que fue una experiencia estupenda.

Fuimos con las maletas para ir directamente al aeropuerto y por 5£ cada una pudimos dejarlas allí en el mismo museo.

Tras el museo vuelta al aeropuerto y a subir y bajar escalones. Menos mal que mi chico tiene fuerza porque si tengo que hacer eso yo sola con el bombo no salgo el primer día del aeropuerto jejeje.

Comida para el viaje

Tuve muchas dudas sobre qué hacer con la comida, porque afortunadamente Martina come de todo y se adapta muy bien a las comidas, pero por otro lado sabía que en Londres la comida de los bares tampoco iba a ser muy «sana» así que decidí llevarme unos botes de comida casera envasada al vacío, así si nos íbamos de hora al menos ella iba a tener su comida.

Le preparé un bote para cada día: unas judías blancas, unas albóndigas, un pollo en salsa y un arroz con pescado. Además llevaba unos yogures (mi hija sin yogur no puede vivir, unos quesitos y galletas de las de castaña del El Granjero y un poco de jamón de York.

En el aeropuerto de Madrid no nos pusieron pega, vieron que era comida de la niña y aunque iba como equipaje de mano, no me pusieron inconveniente

.

Lo que me sorprendió fue que pedir que me calentasen la comida era «un enorme favor», incluso en el museo donde hay miles de niños cada día tuvieron que consultar al responsable si podían calentarme la comida de la niña. Me sorprendió bastante, porque no lo había vivido en ningún otro sitio.

Estos botes me salvaron bastante porque cuando estas de turismo se te pasa el tiempo y las horas de comida…así que al menos Martina podía comer a su hora cada día.

Lo curioso fue a la vuelta en el aeropuerto de Gatwick, partiendo de la base de que entiendo las medidas de seguridad, creo que hay algunas cosas que no tienen lógica. De la comida que llevaba nos habían sobrado quesitos, llevábamos el bibe lleno de leche porque volábamos a las 21.00h, que nuestro plan era que tomase el bibe en el avión y así se durmiera a su hora. Pues todo fue tirado a la basura…unido a un bote de comida casera que tenía preparada para la cena…El criterio de los quesitos fue que si lo derretíamos se transformaba en y por tanto superaba los 100ml…cierto es, pero si derretimos el plástico de mi maleta se vuelve líquido y seguro que también son más de 100ml.

El bote de comida casera como era casera se tenía que tirar porque no podían comprobar los ingredientes…(esto hasta lo puedo llegar a entender). La leche a la basura porque era de vaca. Si hubieran sido polvos o materna me hubieran dejado, así que lo siento por los niños que todavía toman leche pero ya han pasado a la vaca…tendréis que gastaros el dinero dentro de la terminal en comprar una leche helada.

El Dalsy que llevaba por si acaso, también a la basura por no llevar prescripción médica…Y lo de traca fue el yogur, era un ACTIVIA, no es que mi hija sea una fina pero desde luego los yogures de bebé no se los doy porque tienen un exceso de azúcar que prefiero evitar. Coincidió que mi amigo era estos los que tenía en su nevera y nos lo llevamos para la merienda/cena. También fue directo a la basura aún estando cerrado. Cuando le pregunté el por qué me dijo que era un yogur ACTIVIA y que por tanto no era de bebé, si no ponía kids no le valía…¡Pero no todos los niños comen lo mismo, ni quieren sólo productos para niños!, – Ya lo siento, pero tiene que poner que es para niños. Así que tooooda esta comida fue directita a la basura con una pena terrible y un absurdo mayor porque lo del yougur lo siento pero no lo entiendo, si alguien me lo puede explicar, es bievenido!.

Pero bueno, en esencia si queréis viajar a Londres con bebés sólo tener en cuenta: que vas a cargar el carro en escaleras como si no hubiera un mañana así que ve antes 2 meses al gimnasio para prepararte; que no hay muchos sitios por la calle pero no muy healthy para los niños así que si puedes llevarte algo de casa yo lo recomiendo y más viendo precios; que elijas momentos del año donde no haya taaaaanta gente como el puente de diciembre porque tu bebé querrá bajar del carro y andar y a menos que llames a los geos para apartar gente será verdaderamente difícil. Y por supuesto que disfrutes! que todo lo que sea salir, conocer y ver fuera es una experiencia estupenda!

Sé el primero en publicar un comentario.

Deja un comentario